Imagen de cabecera © 2007 Marvel/Sony

Organizaciones exponenciales:
mucho “amor”
y más “ExO”

Estoy convencido de que al igual que en la memoria colectiva de toda una generación, tu mente alberga recuerdos más que memorables de las innumerables batallas de los grandes héroes y heroínas de ficción de todos los tiempos.

Y en particular, en un rincón mucho más azucarado y pasteloso, los recuerdos de las historias de amor imposible que acompañan a nuestros incansables protagonistas.

Quién no guarda en su retina el mágico vuelo de Superman junto a Lois Lane en medio de una noche mágica y estrellada con sabor a chroma key de los de antes.

O el beso invertido bajo la lluvia de Spiderman con Mary Jane, imposible de emular por el común de los mortales (conozco personas que siguen intentándolo).

La verdad es que me cuesta imaginar cómo sería el día a día de estas super-parejas años después de tan romántico noviazgo. Fundamentalmente porque poco o nada sabemos de su día a día después de la última línea de los títulos de crédito.

Sería más que curioso poder espiarles por un agujero, y presenciar frases típicas de esas comedias de risa enlatada, donde la magia ha dado paso a la monotonía y el aburrimiento.

  • “Ya no me sacas por la noche a volar como antes”
  • “Antes me contabas a quién habías salvado durante el día”
  • “Es que ya no te dejas capturar ni por el más común de los villanos para que te salve”

Salvando las distancias, no es costoso establecer un paralelismo entre ese “amor loco de verano”, y los comienzos de cualquier empresa y organización.

Al principio todo el mundo lucha con energía y pasión, pero llega un momento en el que, a veces la monotonía, y en la mayoría de los casos el conservadurismo, crean una pantalla de defensa que hace casi imposible que algo pueda cambiar, ya sea a peor o a mejor.

Aun sabiendo que el no cambiar, el no hacer nada, es una fórmula casi infalible para que a la larga, esa empresa alcance inevitablemente su destino final: el fracaso.

La empresa lineal

De acuerdo a Salim Ismail, Michael S. Malone y Yuri Van Geest, autores de “Exponential Organizations”, ese es el destino que le espera a una buena parte de las empresas que fueron diseñadas para triunfar en el siglo XX.

“Cualquier compañía diseñada para triunfar en el siglo XX, está abocada al fracaso en el siglo XXI” David S. Rose

Son las llamadas empresas lineales. Organizaciones fuertemente jerarquizadas, conservadoras y con un casi indestructible sistema auto-inmune, capaces de defenderse de cualquier cambio externo o interno.

Organizaciones que difícilmente pueden adaptarse y reinventarse en el mundo ágil, rápido y ultra-competitivo que nos toca vivir.

Nokia, Blackberry o Kodak, son ejemplos bien conocidos por todos de este tipo de organizaciones. Como igualmente es conocido el destino que han sufrido todas ellas.

Frente a esa relación monótona y conservadora de la empresa lineal, Ismail, Malone y Van Geest, nos animan a practicar la cultura, no del “sexo”, sino de las ExO o Exponential Organizations.

Organizaciones exponenciales

“Una organización exponencial es aquella cuyo impacto es desproporcionadamente elevado (al menos 10 veces más) en comparación con el resto”.

Exponential organizations vs Crossing the chasm
Exponential organizations vs Crossing the chasm

Airbnb es un gran ejemplo de organización exponencial. Y no solo por el crecimiento exponencial de su valoración como compañía, sino por ser capaces de gestionar con 1.324 empleados, más de 500.000 soluciones habitacionales en 33.000 ciudades.

Un impacto muy superior al conseguido por la cadena Hyatt Hotels, que con 45.000 empleados gestiona 549 propiedades.

Pero si algo define a este tipo de organizaciones, además de la aplicación de nuevas técnicas organizativas orientadas a la agilidad y la aceleración constante, es que todas ellas están cimentadas en el uso intensivo de la información, o de tecnologías con una fuerte dependencia de la explotación y análisis de dicha información.

Entre ellas, inteligencia artificial, robótica, biotecnología y bioinformática, medicina, neurociencia, bigdata, impresión 3D y nanotecnología.

Un mantra masivo y transformador

Impacto y uso de la información son las claves. Pero igual o más importante es que dichas organizaciones estén dirigidas, guiadas y enfocadas en lo que los autores de “Exponential Organizations” llaman un Massive Transformation Purpose o Propósito de Transformación Masiva.

Algo que los amantes de The Hero Plan rápidamente identificarán como el mantra de nuestro tablero de batalla. Una frase que es capaz de describir las necesidades que vamos a satisfacer en nuestros clientes potenciales. Un mantra que además en este caso deberá ser realmente:

  • Masivo: debe ser una necesidad que afecte a un número muy importante de clientes.
  • Transformador: debe proponer una ruptura importante del status-quo.

Por ejemplo, el MTP o mantra de TEDx podría ser “facilitar la distribución de ideas que merecen la pena”Y el de Google, “facilitar el acceso ordenado a toda la información mundial”.

Fíjate que el mantra recoge la necesidad a satisfacer, pero en ningún caso nombra cómo la vamos a satisfacer.

Adicionalmente, una organización exponencial debe construirse sobre al menos cuatro de los siguientes diez elementos.

SCALE
Elementos Externos

  • Staff on demand o recursos humanos bajo demanda, claves para aligerar nuestra carga.
  • Community & Crowd o comunidad en general, como la habilidad de crear o alimentar la afiliación en torno a nuestro MTP o mantra.
  • Algorithms o algoritmos, enfocados al análisis de la información y al aprendizaje derivado.
  • Leverage assets o externalización de recursos materiales.
  • Engagement, como el conjunto de técnicas orientadas a favorecer la implicación y la colaboración de recursos propios y de la comunidad. Por supuesto destacando entre ellas el uso del Gamification o gamificación.

IDEAS
Elementos Internos

  • Interfaces, como los algoritmos y procesos automatizados capaces de enlazar cualquier elemento externo con el interno que debe satisfacerlo.
  • Dashboards, o cuadros de mando que nos permitan visualizar y monitorizar en tiempo real los indicadores clave de nuestra organización.
  • Experimentation o experimentación, a través de la integración y uso de metodologías como Lean Startup, orientadas a la validación y aprendizaje mediante el fallo y la toma controlada de riesgos.
  • Autonomy o autonomía de los equipos multi-disciplinares y auto-gestionados que deben operar en una organización donde la autoridad está descentralizada, aun existiendo la figura del CEO o Consejero Delegado.
  • Social technologies o tecnologías sociales, orientadas a favorecer el flujo de la información y la toma de decisiones.

Una aportación relevante

Soy crítico con algunos de los aspectos anteriores, especialmente en lo que respecta a la clasificación y ordenación de los elementos externos e internos que describen este tipo de organizaciones.

Pero en general, creo que la aportación realizada por las organizaciones exponenciales es realmente relevante.

Es más, estoy convencido de que el concepto de organizaciones exponenciales es una pieza clave dentro del puzzle que desde hace años venimos construyendo en torno a cómo deben organizarse y trabajar las empresas para poder maximizar sus oportunidades de éxito, en este mundo de extrema incertidumbre, competencia global y alta reticencia al cambio.

Un puzzle compuesto por métodos y herramientas como Lean Startup, Business Model Generation y Customer Development, unificados, sistematizados y complementados por The Hero Plan, y al que ahora se une Organizaciones Exponenciales.

Una pieza que aporta un valor incalculable respecto al organigrama, procesos y cultura que deben liderar el cambio dentro de la empresa tradicional, en busca de un crecimiento exponencial.

¿De verdad quieres que tu empresa siga viviendo de los recuerdos de un “amor loco de verano”?

 

No te pierdas:
Diseña tu organización exponencial en 5 pasos con El Plan del Héroe.

 


 

Related Posts
Comments
pingbacks / trackbacks